El denim, tela vaquera o mezclilla, es la tela para prendas de vestir más utilizada hoy en día por diseñadores y marcas de moda. Ésta se inventó en Francia, pero se popularizó en Estados Unidos en la década de 1960 gracias al boom de los pantalones tejanos o jeans.

Gracias a la gran cantidad de acabados que se le puede dar al denim, los diseñadores de todo el mundo lo utilizan para reflejar estilo, estatus y carácter.

El denim tiene una textura en diagonal, que lo diferencia de otros tejidos, y que varía según la densidad de los hilos con los que se fabrique la tela. Estos hilos siempre van a ser de urdimbre azul o índigo por el derecho de la tela y, de trama blancos por el revés de la tela.

Características generales:

  • El denim tiene un tacto muy rígido antes de darle los acabados, por eso siempre debe llevar un proceso de lavandería.
  • El contenido habitual de las fibras es 100% algodón; mezcla de algodón – spandex; mezcla algodón – lino o cáñamo; o 100% lino o cáñamo.
  • Es una tela muy resistente y duradera. Al principio la usaban para hacer los uniformes de los obreros por esta característica.
  • Es muy resistente a las arrugas, por lo que casi no necesita planchado.
  • El denim por ser principalmente de fibras de algodón, siempre va a tender a desteñir con cada lavada.

Acabados del denim:

El acabado que se le da al denim lo decide el diseñador según las tendencias del momento y la apariencia que desee reflejar. Algunas marcas que se especializan en denim tienen sus propias “recetas de acabados” que las diferencian de sus competidores. Estos acabados se mandan a hacer en lavanderías industriales, empresas que se dedican a prestarle el servicio a las marcas de moda. En muchas ocasiones las mismas lavanderías cuentan con un equipo que se encarga de investigar las tendencias y desarrollar nuevos acabados para ofrecerle a sus clientes (las marcas o diseñadores de moda).

Los acabados que se le pueden dar al denim se pueden obtener de dos formas: por lavandería o por técnica manual. La lavandería es cuando meten las prendas en una lavadora industrial con productos químicos, los cuales le dan el acabado general a las prendas. Estos acabados pueden ser teñidos, blanqueados, suavizados, etc.. La técnica manual es cuando un operario realiza una acción individual sobre cada prenda por separado. Estas técnicas suelen ser más costosas porque requieren más tiempo de trabajo.

Algunos de los acabados que se le pueden dar al denim son los siguientes:

El color índigo:

El indigofera tinctoria viene de una planta llamada añil. Actualmente se utiliza un colorante sintético, pero el tinte original todavía e consigue como colorante natural. El tinte se obtiene macerando en agua los tallos y las hojas de la planta hasta obtener una pasta color azul.

Diseño responsable:

  • Hay que tener en cuenta que los cultivos de algodón son los más contaminantes, ya que requieren grandes cantidades de agua y pesticidas químicos. Una alternativa son los cultivos de algodón orgánico, el problema es que esas fibras son mucho más costosas, por lo que las marcas de moda masiva no pueden permitirse usarlas.
  • Entre menos acabados se le de a la prenda, mucho mejor. Esto significa que va a consumir menos agua y químicos durante el proceso de producción.
  • Como diseñador es importante optar por lavanderías que tengan un buen sistema de tratamiento de agua y que cumplan con las leyes medioambientales del sector.

DENIM DENIM

Categorías: Textiles

0 Comentarios

Deja un comentario